Un problema de ansiedad llamado Trastorno Obsesivo Compulsivo

Por 15 enero, 2017Blog
  • Sin Comentarios
  • 0

  • Notice: Undefined offset: 0 in /var/www/vhost/silviavillares.com/home/html/wp-content/themes/salient/functions.php on line 1584
    0
superar un toc

Mi testimonio sobre cómo superé un TOC: Retrato de una obsesión 

Me alegra poder compartir un testimonial sobre cómo es posible superar un problema obsesivo-compulsivo.

Pero antes me gustaría darte alguna información sobre este problema emocional.

 ¿Qué es un un TOC (trastorno obsesivo compulsivo)?

Un TOC es un problema de ansiedad. Todos los problemas de ansiedad tienen un común denominador: el miedo descontrolado. En el caso del TOC, el miedo aparece ante un pensamiento o imagen  intrusivo e involuntario de carácter  violento, obsceno o carente de sentido y quien lo sufre se suele resistir ante ellos sin éxito.  Los pensamientos obsesivos pueden ser muy variados y dependen de cada persona.  Pueden ser: de comprobación ( “¿habré apagado el fuego?”), de contaminación (“si toco eso me contagiaré “), religiosas ( “Dios me castigará“), de orientación sexual, perder el control, hacer daño a otros (“haré daño a mi hijo”)…

Si bien a veces todos hemos tenido alguna idea recurrente difícil de erradicar en nuestra mente, lo que hará que una obsesión se vuelva un problema es el grado de miedo y malestar que provoque en nuestra vida.

¿Pero que hace que un pensamiento que aparece en mi mente, acabe convirtiéndose en un problema de ansiedad?

La respuesta está en como interpreto ese pensamiento desagradable, que de repente irrumpe en mi mente sin permiso. Cuando empiezo a preocuparme de forma excesiva, es cuando la ansiedad empezará a elevarse de forma descontrolada y afectará a mí vida en gran manera.

¿Y qué quiere decir compulsión?

La compulsión es el comportamiento que busca sentir alivio de algo que nos está angustiando. Por ejemplo, en una obsesión de contaminación la compulsión sería lavarse de forma continua y descontrolada, en una obsesión de carácter sexual o religioso la compulsión  sería todo el conjunto de razonamientos, que uno se hace así mismo con el fin de convencerse de que no sería capaz de hacer algo así. Si bien esta conducta produce cierto alivio de forma inmediata, a medio y largo plazo contribuye a mantener y reforzar la obsesión.

¿Cómo se supera un TOC?

Un TOC es en definitiva un miedo y como tal, la única forma de superar un miedo es exponerse al él. La psicología cognitiva conductual proporciona herramientas eficaces para poder superar el miedo del pensamiento obsesivo.

Si en este momento un TOC controla tu vida, ¡no te rindas! el problema tiene solución. Ponte en contacto conmigo y empecemos a superarlo.

Mi testimonio sobre cómo superé un TOC: Retrato de una obsesión 

¡Hola a todos! Espero que mi experiencia os pueda ayudar.

Mi situación empezó el día en el que irrumpió un pensamiento en mi mente, el cual me generó mucha ansiedad y que sin saber cómo se apoderó de mí, de tal manera que “saltaba” de forma automática, generándome un malestar que empezó a condicionar negativamente todas las áreas de mi vida.

Mi problema tenía como base la existencia y la “forma de ser” de Dios. Mis creencias se distorsionaron causando mucho daño y pasando a ser un gran peso lejos de ser un apoyo o la esperanza que realmente son.

Al borde de la asfixia, tuve que admitir que necesitaba ayuda psicológica y si de algo me arrepiento, es de no haber buscado ayuda antes por el estigma o la falta de control que sentía cuando escuchaba la expresión “terapia psicológica”; una mentira más de la sociedad y de la mente.

Para empezar fue tremendamente positivo que la psicóloga me explicara que había pasado y qué estaba pasando en mi mente y mis emociones. En mi caso era TOC ( Trastorno Obsesivo Compulsivo) algo que yo siempre había relacionado como una patología crónica caracterizada por personas muy cuadriculadas y obcecadas con detalles poco prácticos. Pero entendí que se refería a un pensamiento automático, que genera ansiedad y del cuál sólo es posible salir a través de las técnicas cognitivas- conductuales explicadas por la psicóloga, no hay atajos y esto es una buena noticia porque a mí me ayudó a ascender un eslabón más en la escalera de la disciplina.

Empezar en el entrenamiento de las técnicas, puede parecer difícil por la falta de ganas y la frustración que sientes, pero pronto te das cuenta de que no quieres estar así y de que en realidad estás deseando con todas tus fuerzas superar la situación; entonces te armas de valor y decides plantarle cara a la jugarreta que la mente te está suscitando. 

Ahora sé en primera persona lo doloroso que es, una alteración emocional pero estoy muy agradecida por haberme encontrado con profesionales tan excelentes como Silvia Villares, de verdad que en cada sesión me sentía muy atendida comprendida y sobretodo notaba una profesionalidad y preparación admirables.

De corazón ánimo a cualquier persona a dejarse ayudar por este centro y a que se aferre a la verdad de que todo pasa; que todo tiene solución.

C.Z ( mujer 32 años)