Desobediencia y negatividad

A todos los padres nos gustaría que nuestros hijos obedecieran rápidamente, sin embargo que nuestros hijos obedezcan es algo que está intimamente relacionado con las actitudes educativas que los hijos reciben por parte de sus padres.

Que los hijos se muestren negativos y desobedientes es algo inherente del ser humano, sin embargo cuando este comportamiento es demasiado frecuente y empieza a generar problemas en el entorno familiar y en el desarrollo del niño o adolescente, es cuando hablamos de un problema de negativismo y desobediencia.

Factores relacionados con el negativismo y la desobediencia

-Estilos educativos inadecuados ( permisividad, autoritarismo)
-Estilos educativos difentes entre padre y madre.
-Déficit de normas y límites en el hogar.
-Escaso tiempo de calidad familiar.

Tratamiento del negativismo y la desobediencia

La intervención en estos casos se centra en enseñar a los padres estrategias dirigidas a modificar el comportamientos de los hijos.

Algunas de estas herramientas son:

-Técnicas de modificación de conducta para aumentar conductas adecuadas y extingir las inadecuadas.
-Estrategías para mejorar la comunicación entre padres e hijos.
-Información sobre la psicología del niño/ púber.
-Estrategías de llegar a acuerdos.

Con los hijos la intervención va dirigida a entrenar en aquellas herramientas que tras la evaluación se consideren necesarias.
Algunas de ellas suelen ser:

-Asertividad: Aprender a expresar lo que sienten respetando a los demás.
-Autocontrol de las emociones.
-Establecer acuerdos para la convivencia familiar.

Te animo a que leas en la página del blog mi articulo titulado “El arte de hacer que tus hijos obedezcan

V